QUE ES UN GOLPE DE CALOR ? No confundir con INSOLACIÓN

 In Uncategorized

QUE ES UN GOLPE DE CALOR ?

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, un síndrome o conjunto de síntomas donde la temperatura corporal sobrepasa los 39º.

El golpe de calor es también el último escalón de los diferentes grados de estrés por temperatura elevada que puede sufrir nuestro organismo y se puede originar por circunstancias externas, como la temperatura ambiental, o bien por causas internas, como la fiebre derivada de alguna enfermedad.

El cuerpo humano, en condiciones normales, se suele mantener en una temperatura muy próxima a los 37 º. Para ello dispone de unos mecanismos biológicos que son termoreguladores, como el sudor, que actúa disipándolo, o el torrente sanguíneo, que lo distribuye.

Cuando se sufre un golpe de calor es porque estos mecanismos termoreguladores han dejado de actuar correctamente y nuestro cuerpo es incapaz de controlar su temperatura, lo que origina una abundante pérdida de líquido corporal.

 

CUANDO SE INCREMENTA EL RIESGO DE SUFRIR UN GOLPE DE CALOR ?

En general podríamos decir que una temperatura ambiental superior a los 39 grados implica riesgo elevado de sufrir un golpe de calor, si no se atienden las recomendaciones que veremos más adelante, pero existen tres situaciones donde se incrementa considerablemente la posibilidad de padecer un golpe de calor:

La llegada de la primera ola de calor, ya que el cuerpo no está habituado a temperaturas tan altas.
Cuando el calor se prolonga durante varios días sin que refresque lo suficiente por la noche, ya que el cuerpo no consigue recuperarse lo suficiente del estrés por calor.
Cuando se añade un alto índice de humedad a una temperatura ambiente elevada, ya que la humedad se convierte en un factor multiplicador de los efectos de la temperatura.

QUIENES SON LOS MÁS VULNERABLES A ESTOS FACTORES DE RIESGO ?

Los colectivos más vulnerables a los golpes de calor son los que tienen los mecanismos biológicos de regulación de la temperatura corporal mas débiles o deficientes y podemos clasificarlos en los siguientes grupos:

Niños menores de 5 años.
Adultos mayores de 65 años.
Personas de todas las edades que padezcan alguna enfermedad cardíaca.
Personas obesas de todas las edades.
Personas que se estén medicando con fármacos de alguno de estos tipos: anticolinérgicos, antihistamínicos, fenotiazinas, anfetaminas, psicofármacos, diuréticos o betabloqueadores.

CUALES SON LOS PRINCIPALES SÍNTOMAS QUE ALERTAN DE ESTAR PADECIENDO UN GOLPE DE CALOR ?

Dependiendo del nivel de gravedad que haya alcanzado una situación de estrés por calor, los síntomas que va a producir se pueden clasificar en dos grados:

SÍNTOMAS MODERADOS

Calambres en piernas, abdomen o brazos, causados por la pérdida de sales minerales derivada de la sudoración. Es uno de los primeros síntomas en el caso de estar realizando algún ejercicio.
Mareo
Confusión, desorientación.
Sudoración excesiva, que desaparece cuando el estado se agrava.
Dificultades para respirar.
Enrojecimiento y sequedad de la piel.
Temperatura corporal superior a 39º
Dolor de cabeza.
Vómitos frecuentes

SÍNTOMAS GRAVES

Desaparece la sudoración.
Temperatura corporal superior a 40º.
Alteración del comportamiento con reacciones inapropiadas, como quitarse la ropa sin importar el lugar donde se encuentra.
Aumento del ritmo cardíaco, con latidos débiles.
Pérdida de la consciencia.
Crisis epilépticas o ataques con convulsiones.

CÓMO DEBEMOS ACTUAR CON ALGUIEN QUE ESTÁ SUFRIENDO UN GOLPE DE CALOR ?

Lo primero y más importante que debemos hacer es llamar a emergencias médicas o trasladar el afectado al centro sanitario más próximo posible. Mientras recibimos asistencia sanitaria especializada, las acciones que debemos realizar para evitar un agravamiento de la situación estarán orientada hacia dos objetivos :

El enfriamiento corporal.
La recuperación de los sistemas orgánicos que hayan podido resultar afectados.
En primer lugar, resulta fundamental que tomemos medidas urgentes encaminadas al enfriamiento corporal del afectado, para evitar que la situación alcance una gravedad mayor, incluso irreversible. Nuestro objetivo será rebajar su temperatura corporal por debajo de 39,5 grados y para ello debemos actuar siguiendo la siguiente secuencia de medidas:

Poner el enfermo en el lugar más fresco posible y a la sombra.
Colocarle los pies en alto.
Sumergir a la persona en agua fría, si es posible, o ir aplicándole paños mojados en agua los más fría posible. En ambos casos se debe controlar que la temperatura corporal no disminuya por debajo de 38º, para evitar un efecto rebote que pueda conducir a la hipotermia.
Hay que tener muy presente que cuanto más se retrase el enfriamiento mayor será el peligro de que se produzcan secuelas neurológicas.

COMO PODEMOS PREVENIR UN GOLPE DE CALOR ?

Cuando la temperatura ambiente sea muy elevada, a partir de los 36 º por poner una referencia, deberíamos contemplar las siguientes recomendaciones para evitar que nos afecte un golpe de calor:

Beber mucho líquido, aunque no se sienta sed, pero evitando las bebidas alcohólicas y las bebidas excitantes, como el café o la cola, que incrementan la actividad metabólica y la temperatura.
Vestir con ropa ligera y de fibras naturales, como el algodón o el lino, que facilitan la transpiración y la disipación del calor.
Protegerse del sol adecuadamente y, por supuesto, evitar las quemaduras solares. Las personas más vulnerables (las hemos definido al principio del artículo) deben permanecer en un lugar fresco y a la sombra.
No realizar ningún tipo de ejercicio en el exterior.
Dejarse siempre algo de ropa puesta si se está expuesto al sol, incluyendo una gorra, para evitar la exposición directa.
Si resulta inevitable realizar alguna actividad física, hay que procurar estar acompañado de alguien que pueda detectar si sufrimos un golpe de calor y auxiliarnos, así como descansar a menudo a la sombra y cesar en la actividad ante el menor síntoma de mareo.
Evitar las comidas muy calóricas o muy calientes y sustituirlas por hortalizas que nos ayuden a reponer las sales perdidas, preferiblemente crudas y en ensalada, acompañadas de carnes magras o de pescados a la plancha que nos aportarán las proteínas. Completar siempre las comidas con fruta fresca.
No permanecer bajo ningún concepto en el interior de vehículos estacionados al sol.
Con estas precauciones, fáciles de tomar, podrás evitarte y evitar a las personas de tu entorno las graves y desagradables consecuencias de sufrir un golpe de calor.

¿QUE INSOLACIÓN?

La insolación se define como el conjunto de síntomas que ocurren cuando una persona está durante mucho tiempo expuesta a la luz solar. El cuerpo tiene mecanismos para controlar la temperatura interna y para mantenerse de manera constante alrededor de los 37 ° C. Esto es posible, en parte gracias, al hipotálamo, una glándula que gestiona las funciones como el sudor y la sed para regular la temperatura del cuerpo. En caso de un excesivo esfuerzo muscular o de una exposición a un calor excesivo durante un período demasiado largo de tiempo, los mecanismos de compensación pueden excederse.

Se produce un aumento en la temperatura corporal que se llama hipertermia, que puede causar síntomas como los de la insolación. También se llama golpe de calor. En casos extremos, se denomina hipertermia maligna. Los cuerpos frágiles son más sensibles, especialmente los ancianos, el envejecimiento de ciertas funciones reduce la capacidad de adaptación y también de la sensación de sed.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contáctanos

Escríbenos tu consulta y te responderemos a la brevedad posible.

Not readable? Change text. captcha txt