Fumar el gran enemigo para tus pulmones y también para tu musculatura

 In Uncategorized

El consumo de tabaco tiene un impacto negativo en nuestra salud, eso no es nada nuevo. No es solo que sea perjudicial para nuestra salud respiratoria y que convierta nuestros pulmones, tan rositas y flexibles, en dos masas negras desgastadas, sino que, además, incrementa el riesgo de sufrir cáncer de pulmón, ataques al corazón, enfermedades arteriales, derrames, enfermedades renales, cáncer de mama y un largo etc.
El tabaco no solo es perjudicial para nuestra salud, es que, literalmente, acorta nuestra esperanza de vida y no basta con reducir el consumo que hagamos de este, ya que un solo cigarrillo también es perjudicial.

Además de las enfermedades respiratorias que causa, y que ya todos más o menos conocemos, cada vez se van descubriendo más efectos nocivos causados por las sustancias presentes en el tabaco. En este caso, una nueva investigación han encontrado que el humo del tabaco también es perjudicial para nuestros músculos.

 

En este estudio, realizado por Nogueira y su equipo, encontraron que, las sustancias que componen el humo del tabaco, también dañan los músculos, impactando en la resistencia que estos tienen en la resistencia y la fatiga.

Según estos investigadores, aunque no han podido encontrar por el momento cuál de las 4.000 sustancias químicas que conforman el tabaco es la responsable, la razón de este deterioro en los músculos sería la siguiente: el uso del tabaco reduce el numero de vasos sanguíneos que aportan oxígeno y nutrientes a los músculos, debilitándolos e impactando directamente en nuestra movilidad y exponiéndonos a enfermedades vulnerables a la falta de movilidad.

Esta investigación se realizó en ratones, por lo que se debe tomar como un primer acercamiento al efecto que fumar podría tener en los músculos humanos. Sin embargo, no es la primera investigación que encuentra relación entre el consumo del tabaco y el daño en los músculos.

Anteriormente, otras investigaciones encontraron que el tabaco podría oxidar las proteínas de algunos músculos y provocar disfunciones en los músculos esqueléticos. Por lo que, aunque todavía queda mucha investigación que realizar con humanos, no queda demasiada duda de que el humo del tabaco no es únicamente perjudicial para nuestra salud, sino que puede dañarnos de muchas otras maneras.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contáctanos

Escríbenos tu consulta y te responderemos a la brevedad posible.

Not readable? Change text. captcha txt