Efectos de la contaminación ambiental en la piel

 In Uncategorized

La contaminación ambiental es causante de numerosos problemas de salud y entre ellos no debemos olvidar sus consecuencias en la piel. El 80% de los dermatólogos opina que la polución provoca una serie de afecciones, tales como la sequedad, el acné y ciertas alergias, que es necesario paliar a través de hábitos saludables de vida y una buena rutina cosmética.

¿Somos conscientes del problema?

Uno de los grandes problemas del mundo actual, las emisiones de gases de efecto invernadero, representan un importante riesgo para el medioambiente y para nosotros mismos.

Más de la mitad de la población mundial vive en entornos urbanos, lo que provoca que aumente el umbral de contaminación ambiental. Por otro lado, se estima que la polución aumentará en un 1,84% durante los próximos cinco años, con lo que a pesar de haber una mayor conciencia social y política sobre esta problemática, todavía estamos lejos de paliar el daño generado.

Lo que desconocen gran parte de personas, es que la contaminación del aire o contaminación atmosférica no solo afecta la salud de las personas generando enfermedades sino que también produce efectos nocivos sobre nuestra piel. La polución ambiental es uno de los peores enemigos de la piel.

En cifras, es escalofriante, el 92% de la población vive en ambientes que superan los límites de contaminación establecidos por la OMS.

¿Qué contaminantes son los más nocivos para tu piel?

Principalmente, el dióxido de nitrógeno, el ozono troposférico y el dióxido de azufre.

¿Qué es el dióxido de nitrógeno?

Se forma como subproducto en los procesos de combustión a altas temperaturas, como en los vehículos motorizados y las plantas eléctricas.

¿Qué es  el ozono troposférico?

Es un contaminante secundario, esto es que se forma a partir de reacciones fotoquímicas complejas con intensa luz solar entre contaminantes primarios como son los óxidos de nitrógeno (NO, NO2) y compuestos orgánicos volátiles (COV).

¿Qué es el dióxido de azufre ?

El Dióxido de azufre, también llamado dióxido de sulfuro, es un gas incoloro, irritante, con un olor penetrante que se comienza a percibir con 0,3 a 1,4 ppm y es perfectamente distinguible a partir de 3 ppm -partes por millón-. Su densidad es el doble que la del aire. No es un gas inflamable, ni explosivo y tiene mucha estabilidad, es muy soluble en agua y en contacto con ella se convierte en ácido sulfúrico. Consiste en un átomo de azufre y dos de oxígeno.

 

¿Cuáles son los principales problemas que la contaminación genera en nuestra piel?

Los dermatólogos coinciden:

  • Eczemas en la piel: En los últimos años, la cifra de personas que sufre esta dolencia se ha triplicado y, prácticamente el 100%, vive en lugares contaminados.
  • Oxidación de las células de la piel: la piel envejece prematuramente y pierde turgencia y luminosidad.
  • Arrugas a edades tempranas: El ataque de los radicales libres pasa factura muy pronto en pieles jóvenes que no tienen todavía los hábitos indispensables de cuidado de la piel.
  • Acné : Las partículas en suspensión pueden penetrar en nuestros poros y obstruirlos. La limpieza diaria es indispensable.
  • Manchas: La contaminación de los coches puede provocar manchas en manos y rostro.
  • Deshidratación: La deshidratación de la piel es el síntoma más visible e inmediato de las pieles sometidas a niveles altos de contaminación.

contaminacion-cutanea-219462_w1020h450c1cx2707cy1405 FARMACIA ALOMAR

¿Cómo afecta la polución a la piel?

Nuestra piel, que actúa como barrera frente a las agresiones ambientales, acusa rápidamente el efecto a la exposición de la baja calidad del aire en nuestras ciudades. Una mala calidad ambiental acelera la edad biológica de la piel.

  • Aumenta la generación de radicales libres que favorecen la aparición de arrugas y falta de firmeza.
  • Se reducen los niveles de vitamina E y C, antioxidante natural de la capa córnea.
  • Disminuye el aporte de oxígeno a los tejidos, lo que se traduce en un rostro apagado.

La barrera cutánea se altera y sus consecuencias son múltiples:

  • Tono poco uniforme, aspecto apagado.
  • Piel rugosa y flácida. Al estar menos oxigenada pierde elasticidad.
  • Discromías. Aparecen manchas con mayor facilidad.
  • La piel se ensucia y los poros se obstruyen.
  • Inflamación.
  • Deshidratación.
  • Falta de luminosidad.

¿Cómo proteger nuestra piel de la contaminación?

La contaminación atmosférica es uno de los enemigos invisibles de la piel. Aunque ésta no se maquille, diariamente se ve expuesta y sufre los efectos nocivos de la polución y agentes externos. Una prueba irrefutable de ello sería pasar un algodón humedecido sobre el rostro para comprobarlo.

Para mantener un cutis sano, se requiere de cuidados específicos que eviten el envejecimiento prematuro que esta “asfixia” le provoca. Es recomendable limpiar, purificar e hidratar la tez con los productos más adecuados a cada tipo de piel.

Sabemos que la polución está formada por diferentes tipos de contaminantes como partículas finas, monóxido de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles y sustancias tóxicas invisibles que se depositan sobre la película hidrolipídica, llegando a alcanzar las capas más profundas de la piel. El material particulado que la conforma, tiene un tamaño 20 veces menor que nuestros poros, lo que hace que penetre fácilmente en ellos y los obstruya. Por lo que es recomendable no solo limpiar diariamente el rostro sino utilizar productos que además detoxifiquen la piel, eliminando las partículas contaminantes.

contaminacion_en_la_piel_cremas_maystar_cosmetica_2 FARMACIA ALOMAR

Para actuar ante esta agresión, es fundamental mantener a raya el cuidado y atención de la piel. Aconsejamos:

  • Realizar diariamente una limpieza neutra. Es importante mantener el cutis limpio para evitar que los poros se obstruyan y permitir que la piel respire.
  • Un buen escudo protector. Utilizar productos que contengan antioxidantes, para bloquear la actividad de los radicales libres, además de propiedades antiadhesivas para evitar que las partículas se “peguen” a la piel, sin olvidarnos de un buen protector solar de amplio espectro frente a rayos UVB y UVA.
  • Seguir una dieta sana, equilibrada, para que nuestra piel reciba todos los nutrientes necesarios y realizar, asimismo, una rutina de ejercicios.
  • Aceleración del proceso de envejecimiento cutáneo debido al aumento de producción de radicales libres.

¿Por qué es importante eliminar las partículas contaminantes de la piel?

  • La piel queda preparada para potenciar sus mecanismos naturales de defensa.
  • Se potencia la flora bacteriana “buena”.
  • Se reduce la inflamación cutánea de las capas más profundas de la piel.

Todo esto se traduce en una piel recuperada y revitalizada. Gana vitalidad, hidratación y mejora su aspecto quedando purificada.

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contáctanos

Escríbenos tu consulta y te responderemos a la brevedad posible.

Not readable? Change text. captcha txt