Cuidar de tu cepillo de dientes mejorará tu salud dental

 In Uncategorized

Siempre hablamos del cuidado de los dientes, de las encías, de la lengua… Pero pocas veces del CEPILLO DE DIENTES . Como todos los productos de higiene, el cepillo de dientes también necesita cuidados. Todas aquellas bacterias que extraemos de nuestra

boca pueden quedar incrustadas en él y regresar en el próximo cepillado.

cepillo dientes alomar

 

A tener en cuenta:

Es fundamental que “trates bien” a tu cepillo desde que te terminas de lavar los dientes hasta el cómo y dónde lo guardas.
Enjuágalo bien. Una vez que hayas terminado de lavarte los dientes, y antes de guardar el cepillo, enjuágalo correctamente con agua del grifo.
Asegúrate que no queden restos de pasta dental.
Guárdalo en posición vertical. Debes guardar el cepillo de dientes parado, es decir, en posición vertical para que el aguya drene hacia abajo desde la cabeza del cepillo.
Guárdalo a la intemperie. Otro consejo para guardar bien tu cepillo es dejarlo al aire para que se seque correctamente. Por ejemplo, si sueles guardar el cepillo en un vaso no lo coloques detro de un cajón o dentro del armario, pues así estás impidiendo una buena circulación del aire. Los cepillos de dientes no pueden mantenerse húmedos porque, de esa forma, permites el crecimiento de bacterias en ellos.
Sepáralo de los demás cepillos de dientes. Otro modo de evitar que las bacterias se acumulen en el cepillo es guardarlo lejos de los cepillos de los demás. No dejes que tu cepillo toque el cepillo de otro miembro de la familia.
Mantenlo lejos del lavabo e inodoro. Esto es para evitar salpicaduras de agua o jabón cuando alguien se esté lavando las manos. Y obviamente, mantenerlo lejos del inodoro es fundamental para que no se caiga dentro de él.
Mantenlo lejos de productos de limpieza o productos químicos.
No utilices el microondas ni el lavavajillas para limpiar o esterilizar tu cepillo de dientes. Este tipo de aparatos puede dañar tu cepillo.
Descubre cuándo es el momento de cambiarlo. Por más que cuides tu cepillo de dientes como si fuera un tesoro, con el tiempu y uso éste se desgastará. Se recomienda cambiar el cepillo cada 3 meses, aunque sustitúyelo si tiene las cerdas abiertas o desgastadas.

¿Cómo podemos desinfectar el cepillo de dientes con éxito?

Soluciones para desinfectar el cepillo de dientes

Vinagre y bicarbonato de sodio: vierte en un vaso dos cucharadas de vinagre blanco y 2 de bicarbonato de sodio. Mezcla bien estos dos ingredientes e introduce tu cepillo en el interior.
Bicarbonato de sodio y alcohol: enjuágalo con agua y colócalo en un vaso de agua con una cucharada de bicarbonato de sodio. Déjalo allí durante 30 minutos y, después, límpialo con agua de nuevo.
¡No tapes el cepillo en casa!: al viajar, tapar el cepillo de dientes es lo ideal para evitar el polvo, la mugre y las bacterias. Desinfectarlo cuesta un tiempo, y cuando estamos en otro lugar ni siquiera pensamos en hacerlo. Si no quieres desinfectar el cepillo de dientes, lo mínimo que puedes hacer es comprar un tapón para protegerlo.
Agua hirviendo: el agua hirviendo es un buen aliado para desinfectar el cepillo de dientes. Colócalo bajo el chorro del grifo durante 2 minutos, o bien en un vaso de agua. Una vez terminado el procedimiento, pásale agua fría para que las cerdas recuperen su estado óptimo.
Agua caliente y vinagre: después de usar el cepillo de dientes, puedes poner bajo un chorro de agua caliente y, a continuación, colocarlo en un recipiente con vinagre blanco. Así, conseguirás desinfectarlo y matar todas las bacterias que se encuentran en él.
Desinfectantes especializados: puedes hacerte con desinfectantes especializados que encontrarás en el mercado. Sin embargo, debes tener en cuenta que su total efectividad no está probada, al menos no frente a las medidas caseras que te acabamos de proponer. Si deseas probar alguno, te recomendamos que elijas aquel que haya sido aprobado por la Food and Drug Administration (FDA).
Enjuague bucal: si lo prefieres, para desinfectar el cepillo de dientes puedes colocarlo en un recipiente con enjuague bucal y dejarlo allí durante una hora. Puedes hacerlo cada 4 o 7 días, para así evitar suciedades y acumulación de residuos bucales

Recommended Posts

Dejar un comentario

Contáctanos

Escríbenos tu consulta y te responderemos a la brevedad posible.

Not readable? Change text. captcha txt